domingo, 1 de marzo de 2009

invisible para los ojos

AISLAR DE LA REALIDAD UNA PORCIÓN DE ELLA MISMA

INADVERTIDA ENTRE LA INMENSIDAD DE LA VIDA.

2 comentarios:

eme dijo...

A veces lo que de verdad importa está en los pequeños detalles.

Juan Ignacio dijo...

Me gusta mucho esta fotografía. Dos zonas azules unidas por el cordelito y el resto en blanco y negro, excepto los detalles de la hierba y la señal de tráfico. Supongo que es la Explanada de Alicante, ¿no?